Ваш браузер устарел. Рекомендуем обновить его до последней версии.

LA SALUD VS LA ENFERMEDAD

 

Siempre recuerdo que uno de los sueños que tuve en mi infancia fue ser un biólogo. Me llamaba la atención el enfoque de que la BIOLOGIA es una ciencia sobre la vida. Desde aquel tiempo era para mí muy gracioso escuchar que los científicos estaban buscando la vida en otras galaxias, pero todavia no entendían bien los principios de la vida aquí en la tierra, ni cómo funciona el propio organismo del ser humano. Al fin, eso me llevó a estudiar medicina y a convertirme en médico. En medio de mi práctica frecuentemente noto que no solo los pacientes no tienen claridad sobre los conceptos básicos de la salud y de la enfermedad, sino que mis colegas médicos muchas veces tampoco la tienen. Por tal motivo quisiera compartir unos pensamientos con el lector.

 

Nuestro organismo es un sistema abierto pero tiene una serie de las funciones de auto-regulación y de auto-recuperación. No necesitamos repuestos. La mayoría de los daños, traumas o heridas pueden regenerarse y cicatrizarse durante una semana, ya sea con o sin tratamiento. Eso significa que nosotros tenemos suficientes recursos propios para sobrevivir y mantener la salud durante toda la vida. ¿Entonces, por qué aparecen las enfermedades?

 

Primero debemos recordar que el estado de nuestro organismo (el fenotipo) es el resultado de una interacción permanente de nuestro programa genético (el genotipo), el cual tiene un sinfin de variantes y combinaciones, con el habitat. El modo de nuestra vida, el ritmo, la alimentación, la actividad física, etc. son los principales factores que van dando forma a nuestro estado de salud. Todos esos factores dependen de nuestras actitudes y costumbres, las que van siendo formadas por nuestra educación personal, familiar y social.

 

La alteración del ritmo fisiológico, los vicios y las adicciones, el estres familiar y el laboral, las “comidas” metabólicamente tóxicas es tanta la destrucción que generan en nuestro sistema de auto-mantenimiento, que los propios mecanismos de regeneración ya no son suficientes para compensar esos daños inmediatamente.

 

Esto nos lleva a la respuesta lógica de que las enfermedades son el resultado del grado de fricción

entre nuestras actitudes y el Universo. La rigidez de nuestra actividad cognitivo-mental es la causa principal de la apariencia de las enfermedades. No es posible curarse de alguna enfermedad sin cambiar las actitudes y las costumbres. El comprender estos  principios nos ayuda a formar una nueva disciplina  llamada medicina psicosomática.

 

Lamentablemente la mayoría de los servicios médicos públicos y privados ofrecen solamente “el tratamiento” siguiendo los protocolos de la medicina comercial basada en el alivio de los síntomas (dolores y otras manifestaciones) de las enfermedades y no resuelven el problema en sí. El dolor es una alarma que se activa en el cuerpo y que está llamando la atención para buscar la causa de una alteración. Un analgésico calmante simplemente desactiva la alarma, pero el problema seguirá aumentando.

 

No debemos olvidarnos de que un médico no es un salvador. El mejor rol de un buen profesional médico es el rol de guía, quien muestra el camino correcto hacia la salud, utilizando todas las herramientas necesarias para ayudar a su paciente a que vuelva a ser autosuficiente.

 

Ser sano o ser enfermo es en realidad una decisión de cada uno.

 

Tomemos conciencia de que cualquier dolor es solo un aviso para enfocarnos en el trabajo con mi actitud y con mis costumbres para así lograr comprenderme mejor a mí mismos. Venceremos así a nuestra ignorancia e iremos hacia un proceso de evolución consciente positiva hacia la conexión entre la conciencia y el cuerpo, hacia la auto-superación y el desarrollo personal.

 

Pura vida!

 

Dr. Sergey Krutko

Neurólogo

 

20.feb.2015, Costa Rica

 

http://www.psiheya.org/